lunes, diciembre 11, 2017


 

Introducción

 

Los juegos, son el software más complejo que existe. Diseñado expresamente para brindar una experiencia y que se ve potenciada y optimizada por el equipo que hemos armado. Hay juegos que son diseñados para consola y nunca fueron pensados para explotar adecuadamente el hardware de una PC como su arquitectura, gráficos o velocidades de lectura – escritura de datos. Usualmente, una consola tiene un hardware mucho menos potente y el juego está adaptado a eso. Y cuando el estudio que lo realizó decide distribuirlo para PC, suele hacer un “port” donde se sufren muchos bugs y fallas que no utilizan apropiadamente el hardware que una Gaming PC suele ofrecer.

Destiny, es una franquicia del estudio BUNGIE. Debutó en Ps4/xbox one con soporte para ps3 y xbox 360 y rápidamente tuvo una enorme comunidad de jugadores. Contó con 2 DLC y 2 expansiones que brindaron muchísimas experiencias multijugador y su secuela no se hizo esperar. Lo que causó sorpresa a la prensa especializada fue el anunciar una versión para PC. Pensada para usar el potencial de tu rig de juegos, ya que no iba a ser un port, sino un desarrollo nativo para la PC.

En el E3 fue presentado un Beta jugable en 4k 60fps de la mano de NVIDIA y sus tarjetas GTX 1080Ti. Posteriormente el 27 de agosto se lanzó al público en general un beta abierto donde de primera mano se pudo ver que el juego poseía una excelente optimización para la PC y ofrecía lo mejor que solo la PC ofrece: 4k, uncaped frames, y soporte de monitores con formatos utra wide 21:9. Así como excelente experiencia de juego con hardware “viejo” como procesadores de 2da generación de intel o los muy antiguos Athlon y Phenom de AMD. Rápidamente el juego se volvió uno de los más esperados y se ganó el premio al mejor juego de PC del pasado E3 2017.

El juego en su versión completa ya fue puesto a la venta a través de la plataforma Battle.net de Blizzard y ya se han anunciado 2 expansiones. La primera a lanzarse el próximo 5 de diciembre: Curse of Osiris.

La beta fue espectacular, pero… ¿valió la pena la espera? ¿Realmente es un juego con el cual podemos sacar jugo y presumir nuestro hardware? Te invitamos a averiguarlo en este review.

 

 

Soy un estudiante al cual le apasiona y entusiasma la tecnología y los videojuegos, me gusta mucho todo lo referente al hardware y sobre todo las tarjetas de video.

0 Comments

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas